Los laberintos formados a partir de marañas de setos han sido una característica de jardines y parques por lo menos desde hace seiscientos años. Al principio, los diseños de estos laberintos en jardines eran simples adaptaciones de el ampliamente conocido diseño de laberinto “clásico” de un solo camino. Al principio fueron diseñados principalmente para el ejercicio contemplativo de la mente y el cuerpo, pero poco a poco se convirtieron en lugares de entretenimiento, sitios donde entretenerse y conversar con otros, y con la inclusión de glorietas y zonas sombreadas, también un lugar para el romance.
Durante los siglos XVI y principios del XVII, varios escritores sobre jardinería recomendaban el laberinto como un elemento esencial en cualquier diseño de jardín bien ejecutado y con los setos de más altura y diseños más complejos, los laberintos no tardaron en convertirse en un misterio y un reto, y una instalación cada vez más popular en los jardines de toda Europa. A pesar de que todos estos laberintos iniciales han sido barridos por los cambios en los gusto en jardinería, los documentos contemporáneos, grabados y planos de fincas y jardines a menudo conservan detalles de su diseño y construcción.
Los laberintos de setos en parques y jardines continuaron desarrollándose durante los siglos XVII y XVIII. Los populares diseños del pasado siguieron representándose y al mismo tiempo empezaron a aparecer diseños cada vez más grandes y complejos. El famoso laberinto de Hampton Court, en Londres, plantado en el año 1690, es probablemente el laberinto sobreviviente más conocido y más antiguo, pero otros laberintos de setos de principios del siglo XVIII perduran en Francia, Dinamarca e Italia. La creación de parques públicos y jardines de recreo durante el siglo XIX también produjo una serie de diseños de laberintos interesantes y agradables, diseñados principalmente para el entretenimiento y el ejercicio suave para sus propietarios y la población local, y también un buen número de estos laberintos existen aún. Fue también a finales del siglo XVIII y principios del XIX que los laberintos de setos comenzaron a aparecer en todo el mundo, cuando colonos europeos comenzaron a recrear sus diseños favoritos en sus nuevas tierras.

Estos son unos cuantos ejemplos de estos primeros laberintos históricos de la época moderna.

 

Categories: contenido

Comments are closed.