Los laberintos sobre césped fueron muy comunes en  y las Islas Británicas y Alemania, su presencia era habitual en las ferias de pueblo y otras festividades, pero desgraciadamente sólo sobreviven un puñado de ejemplos históricos. Muchos estaban situados a menudo cerca de las iglesias, y otras veces en cimas de colinas o en lugares remotos. Existen ocho laberintos de este tipo en Inglaterra, y si bien todos pertenecen al periodo que va desde el final del medievo hasta el siglo XIX, son difíciles de datar con precisión. En los últimos años han ido apareciendo numerosos laberintos modernos y réplicas de estos otros históricos en cimas y promontorios, en parques y en patios de recreo, no solo de Reino Unido, sino de todo el mundo, y muy intensamente en Estados Unidos.

 

Categories: contenido

Comments are closed.