Laberinto de 6 circuitos. Año 1030-1048 d.C.

Este tipo de laberintos  se desarrollaron por primera vez durante los siglos IX y X.

El laberinto medieval tiene simetría de cuatro lados (normalmente visto en los laberintos romanos) para producir un diseño mucho más adecuado para su uso en un contexto cristiano.

Aunque comúnmente se creó con 11 circuitos concéntricos rodeando el objetivo central, un cierto número  de ellos, principalmente de su época inicial, se pueden encontrar con diseños que van desde los seis a los quince circuitos.

En los siglos XI y XII esta forma llegó a ser muy común en los manuscritos y en la decoración de paredes y suelos de las iglesias en Italia.

A  principios del siglo XIII se había extendido a Francia, y pronto se convirtió en la principal forma en todo el sur y el oeste de Europa.

El uso de este famoso laberinto en la Catedral de Chartres ha llevado a muchos escritores a nombrar  este diseño como “Laberinto Chartres”.

Para réplicas exactas del laberinto de Chartres, este término es aceptable, aunque inadecuado de otro modo, ya que este diseño fue de amplia circulación mucho antes …………………………………….de su uso en Chartres.

Del mismo modo,  “catedral” y “once circuitos” son nombres que no reflejan con exactitud la variedad de diseños y ubicaciones en que los que se encuentra este diseño.

Aunque otros han usado el término ” cristiano medieval “, sería “Medieval” a secas la palabra que retrata con más precisión el contexto de este laberinto, ya que no excluye a los ejemplos que aparecen en contextos seculares o no cristianos.

 

  

Laberinto de 6 circuitos. Año 1030-1048 d.C.

Este tipo de laberintos  se desarrollaron por primera vez durante los siglos IX y X.

El laberinto medieval tiene simetría de cuatro lados (normalmente visto en los laberintos romanos) para producir un diseño mucho más adecuado para su uso en un contexto cristiano.

Aunque comúnmente se creó con 11 circuitos concéntricos rodeando el objetivo central, un cierto número  de ellos, principalmente de su época inicial, se pueden encontrar con diseños que van desde los seis a los quince circuitos.

En los siglos XI y XII esta forma llegó a ser muy común en los manuscritos y en la decoración de paredes y suelos de las iglesias en Italia.

A  principios del siglo XIII se había extendido a Francia, y pronto se convirtió en la principal forma en todo el sur y el oeste de Europa.

El uso de este famoso laberinto en la Catedral de Chartres ha llevado a muchos escritores a nombrar  este diseño como “Laberinto Chartres”.

Para réplicas exactas del laberinto de Chartres, este término es aceptable, aunque inadecuado de otro modo, ya que este diseño fue de amplia circulación mucho antes …………………………………….de su uso en Chartres.

Del mismo modo,  “catedral” y “once circuitos” son nombres que no reflejan con exactitud la variedad de diseños y ubicaciones en que los que se encuentra este diseño.

Aunque otros han usado el término ” cristiano medieval “, sería “Medieval” a secas la palabra que retrata con más precisión el contexto de este laberinto, ya que no excluye a los ejemplos que aparecen en contextos seculares o no cristianos.

 

6 circuit Labyrinth. Year 1030-1048 C.E.

This type of maze was first developed during the ninth and tenth centuries.

The medieval maze has four-fold symmetry  (usually seen in the Roman labyrinths) to produce a design more suitable for use in a Christian context.

Although it is commonly created with 11 concentric circuits around the central objective, a number of them, mainly from its early days, can be found with designs ranging from six to fifteen circuits.

By the eleventh and twelfth centuries this form became common in manuscripts and in the decoration of church walls and floors in Italy.

By the early thirteenth century it had spread to France, and soon became the principle form throughout southern and western Europe.

The famous use of this labyrinth at Chartres Cathedral has led many writers to term this design the “Chartres” labyrinth.

For exact replicas of the labyrinth at Chartres, this term is acceptable, although inappropriate otherwise, as this design was in widespread circulation long before it was employed at Chartres. Likewise, “cathedral” and “eleven path/circuit” are names that do not accurately reflect the variety of designs and locations in which this design is encountered.

Although others have used the term “Medieval Christian,” “Medieval” accurately portrays the context of this labyrinth, and does not exclude those examples that appear in secular or non-Christian contexts.