Basta ya de laberintos de periódico o revista de pasatiempos. Esos laberintos creados por ordenador estan vacios y carentes de vida. Aqui podemos hacerte un laberinto totalmente a tu gusto. Tú decides el tamaño, tu decides el tema. Tienes una idea? Tal vez un nombre? Tal vez una cara? Puede que algo importante para ti, o un dibujo que te guste. Decide la forma, decide la complejidad. Tu imaginación es el límite!! Estos son ejemplos de laberintos personalizados que fueron realizados según las indicaciones dadas por las personas a las que iban dirigidos.

-Puedes verlos con detalle aquí

 FLOW

Flow fué diseñado para una persona muy interesada en la espiritualidad, en la idea de dejar de comportarnos según nuestra mente consciente dicta y dejarnos llevar más por el interior, por el subconsciente, por el “corazón”.

Sin embargo, y precisamente debido a la gran separación consciente-subconsciente que sufrimos hoy  en dia  -especialmente en el primer mundo-, aveces no es suficiente con desear algo de manera consciente para integrarlo en tu vida como una realidad. La persona a la que iba dirigido este laberinto tenía muchos conflictos provocados por la imposibilidad de conseguir de manera permanente esta espiritualidad que estaba buscando.

Quise representar estas contradicciones jugando con la simetría opuesta de blanco y negro. Así, las zonas negras representarían el subconsciente de la persona, al que se trata de acceder, y a traves del cual los caminos fluyen libres creando formas aleatorias,  redondeadas, caprichosas. Libres.

Opuestamente a las zonas negras están las zonas blancas o de luz – el consciente-, así como lo que normalmente vemos de las personas.

Los caminos en la zona blanca son rectos y calculados. No son completamente libres, pues se han adaptado a lo que se espera de ellos. Sin embargo, todo está comunicado.

Todo es Uno, y para llegar a nuestro auténtico ser devemos recorrer todos los caminos, enriqueciéndonos tanto con las cosas que nos gustan como con las cosas que no nos gustan.

PRAHA LOGO

Este laberinto está diseñado como logo para un festival anual del pequeño pueblo Praha, en Eslovaquia (no confundir con Praha, capital de la República Checa).

Se trata de un pequeño pueblo con parcelas alargadas a ambos lados de la carretera y poco más. Al cruzar el pueblo hasta el final la carretera se acaba y no hay otra opción que volver atrás.

Quise representar este hecho en el recorrido del laberinto, de ida y vuelta através de las pocas calles de esta localidad.

Otro detalle simbólico de este laberinto es que la persona que me lo encargó vive en una casa situada en un terreno estrecho pero consideráblemente largo, situado en la realidad hacia el final del pueblo a la derecha. Aquí sería la pierna inferior derecha de la hache.

Por causa de inesperada estabilidad politica de esta localidad, este año no se ha celebrado el festival, por lo que el logo sigue sin haberse utilizado. Subiré fotos tan pronto como las tenga.